Grammys 2018

El domingo recién pasado fue la esperada entrega número 60 de los Grammys, que como era una ocasión especial, se trasladó al Madison Square Garden en la ciudad de New York, para no solo premiar y homenajear a la música envasada, si no, también a Broadway y todo lo que entrega al mundo de la música. La verdad, es que no tenía muchas ganas de ver la ceremonia, estaba muy decepcionada con los nominados de este año, y por ende, la premiación había perdido valor para mí. Porque, se habían dejado afuera álbumes increíbles, de una calidad excepcional como The Thrill of It All de Sam Smith o Divide de Ed Sheeran, que para mí fueron lo mejor del 2017 junto con Melodrama de Lorde (que sí estaba nominado).
Pero bueno, de todas formas prendí la tele, lo vi y me llevé una maravillosa sorpresa. Con todo lo que está pasando alrededor del mundo con el tema de los abusos en todas sus formas, la fragilidad de algunas personas, las injusticias y el miedo, la música se ha tomado la atribución de entregarle esperanza y apoyo a las personas, y es que, para mí, la música siempre ha expresado algo ilimitado, algo que te llena de una forma inexplicable, y eso se vio reflejado en las conmovedoras presentaciones en vivo. Lady Gaga en un piano blanco revestido con unas enormes alas, le dedicó 2 canciones a su fallecida tía, Joanne y la hermosa Million Reasons, donde su performance nos dejó absolutamente emocionados y sin habla y es que tiene un talento increíble, y además, esas dos canciones tienen unas letras maravillosas. Sam Smith presentó su tema Pray junto a un enorme coro de gospel, que me dejó con los pelos de punta. Logic con su directa y emotiva canción 1-800-273-8255, sigue luchando para prevenir el suicidio y para demostrarle a las personas que no están solas. Y finalmente, la presentación más emotiva fue la que dio Kesha, que se apoyó con otras artistas como Cindy Lauper, Camila Cabello, Bebe Rexa y otras más, para demostrar que a pesar de todo lo que tuvo que vivir y luchar, pudo salir adelante y presentar su tema Praying frente a todo el mundo con la cabeza en alto, una presentación desgarradora, pero de superación.
Todas las presentaciones hicieron de esta, la ceremonia más emotiva desde que tengo memoria, y para mí, un momento necesario para todos. Un momento de reflexión, de agradecimiento, de disfrute. Y ahora vamos a los looks.
Sabemos que Lady Gaga es la reina de las sorpresas, no siempre para bien, pero esta vez, se robó todas las miradas porque llegó a la red carpet con un look muy sofisticado y elegante. Era un conjunto de Armani Privé, que constaba de un enterito de encaje negro, y una voluminosa falda preciosísima, con una apertura en la pierna, por lo que se veía la extensión del enterito, perfecto! Además, terminó su look con un maquillaje muy dramático, muy negro y una maravillosa trenza cocida. Nada más que decir del look, es impresionante y perfecto. 
Camila Cabello ha sorprendido, y no sólo a mí, si no que al mundo entero. Hace muy poco sólo era la 5ta parte de un grupo exitoso, hoy tiene nombre propio y está luchando por los derechos de los inmigrantes y la inclusión de los dreamers, y se paró sola en el escenario de los Grammys para hablar sobre su experiencia como una cubana en Estados Unidos, admirable! En la red carpet lució un vestido rojo de Vivienne Westwood, con un corte muy ceñido, muy típico de las latinas, pero que las arrugas del frente y el escote no eran tan prolijos ni tan favorecedores, pero se veía estupenda.Lana del Rey tiene un estilo único, muy vintage y escogió un vestido Gucci, que creo que es perfecto para ella. Tiene un corte muy clásico, con mangas voluminosas, color pastel pero con un toque de estrellas y brillitos plateados que combinan perfectamente con sus zapatos, su corona de estrellas y con su tradicional cat-eye que no podía faltar. Lana estaba nominada por su álbum Lust for Life.No puedo no mencionar dentro de mis favoritas a la vanguardista y auténtica Hailee Steinfeld con su look completo de Alexandre Vauthier. Y es que se veía increíble con esa combinación!! Su vestido blanco era muy sencillo, strapless, con una apertura delantera y bolsillos, pero lo increíble del look es la mezcla de las prendas, porque podría haber usado unos stilettos plateados y pasar desapercibida, pero digno de sus 21 años, se arriesgó combinando el vestido con unas botas morado metálico hasta la rodilla y un smokey eye muy marcado, en verde metálico. Aplausos!!La cantante británica, Rita Ora, lucía impecable en ese vestido negro de terciopelo de Ralph&Russo. Si bien, el tajo del vestido era un poco largo y la hacía lucir incómoda de vez en cuando, el look era sencillo, pulcro, elegante y se veía preciosa.Otra que escogió un modelo de terciopelo fue Miley Cyrus. Vistió un enterito de Jean Paul Gaultier, muy elegante, pero no de mi gusto. Le quedaba un poco largo, la parte superior del enterito tan alta añadida a su pelo suelto la hacían ver sin cuello, y yo hubiera escogido unos zapatos más finitos. Pero lo que si me encantó del look, fue su maquillaje con un toque glossy, perfecto!Y finalmente, otra mujer, actriz y cantante versátil y auténtica es Anna Kendrick que se veía increíble con ese traje de Balmain, combinado con el corsé de La Perla. Me encantan las combinaciones de ropa masculina con cosas más sensuales y ella lo supo lucir a la perfección. Además, usó unos zapatos rosados y un maquillaje bien sencillo.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply