Lady Di

A 20 años de su muerte, el mundo entero la ha recordado y yo quiero dedicarle un post a esta preciosa y gran mujer. Claramente yo no alcancé a formar parte de las personas que vivieron maravilladas la “historia de amor” y el legado que dejó durante su vida, pero su historia siempre me ha causado admiración, y además tengo una especial fascinación por la historia de la monarquía británica, por eso amo The Crown y a Lady Diana.
Creo que para todos los que conocen la historia de cómo Diana llegó a convertirse en princesa, parece realmente un cuento de hadas. Ella era una joven británica común y corriente, y un príncipe, el heredero al trono, se fijó en ella. Así fue, como ella acaparó todas las miradas, se convirtió en una de las mujeres más fotografiadas de la historia y se casó en un matrimonio que fue visto por millones de espectadores. Pero, Lady Di fue muchísimo más que la joven que se convirtió en princesa.
Diana de Gales fue una mujer empática, compasiva, que con sólo 20 años se casó y tuvo que asumir un rol para el que nadie la preparó y muchísimo más complicado del que ella creía. Donde vivió años difíciles y muy solitarios, pero que finalmente la acercaron a la gente, y con eso le dio un aire fresco a la monarquía, convirtiendo la realeza en algo más humano, más generoso y más cálido. Y ese es uno de sus mayores legados, ya que sus hijos se han preocupado de mantener esas características, y por eso, hoy son los monarcas más queridos.
Hoy en los muchos documentales y especiales que han salido en la prensa para recordar este día y a esta mujer, sus hijos son enfáticos en recordar a su madre como una mujer que dio todo por ellos, que siempre estuvo presente y que a pesar de todas las miradas que tenían encima como familia, ella trató de criarlos de la forma más normal posible, tratando de que no siguieran la enorme cantidad de protocolos que conllevan sus títulos y que pudieran disfrutar su niñez sin tantas reglas. Y eso lo vemos reflejado hoy también, en cómo William es con sus hijos George y Charlotte, y con su esposa, la bella Kate en público. Siempre muy naturales y cercanos.
Bueno, y sabemos que además de todos los hitos que marcó Lady Di en la historia británica, también formó una gran parte en el mundo fashion, y es impresionante el drástico cambio que tuvo en su forma de vestir a medida que pasaban los años. Comenzó como una inocente niña aristócrata y terminó como un gran referente de estilo, su look era copiado por miles, y su seguridad, evolución y sofisticación eran mundialmente admirados.
Si bien la moda nunca fue una de sus principales preocupaciones, ella sabía lo que podía lograr con ella, además que a través de sus looks, podía expresar totalmente su estado y el momento de la vida en el que se encontraba. Por eso, hay tantos looks que recordamos de Diana, como el clásico vestido de terciopelo de Victor Edelstein que usó en la cena en la Casa Blanca, cuando la vimos disfrutar de un baile con John Travolta, o como dejar de mencionar su impresionante vestido de novia de Elizabeth y David Emanuel con el que entró a la Saint Paul Cathedral el 29 de Julio de 1981. Pero su gusto por la moda siempre fue desinteresado, de hecho, en 1997, un poco antes de su muerte, subastó muchos de sus vestidos más emblemáticos para ayudar a una fundación contra el SIDA.
Finalmente, lo que más nos encantaba a todos de ella, era su gracia y su encanto único, que llegaba incluso a traspasar las fotografías y grabaciones, por eso hoy día sigue siendo una persona muy querida en las nuevas generaciones. También hay que destacar la increíble evolución que tuvo ella personalmente, ya con sus hijos un poco más grandes y un poco antes de su separación se pudo ver que estaba más contenta, que encontró lo que le gustaba hacer que era compartir con la gente, ayudar, compartir. Y bueno, su temprana muerte dolió a todos, principalmente a los británicos, pero el haber logrado transmitir sus valores a sus hijos es lo que todos agradecen, ya que hoy, muchos quieren que William sea el próximo rey pues ha mostrado las mejores virtudes de su madre junto a su maravillosa esposa, Kate.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply