The Last Tycoon

Hace tiempo que no me pasaba que sabía de una película o serie y necesitaba mucho verla, y al final, terminaba rallando con ella. Pero, me volvió a pasar con The Last Tycoon.
Todo empezó cuando la semana pasada Lily Collins (que me encanta!) llenó su Instagram de las fotos de la premiere de esta serie, junto al guapísimo Matt Bomer. Entré a ver el trailer, y no hicieron falta más de 30 segundos para que lo amara completamente. Y por muchas razones: porque es la novela incompleta de F. Scott Fitzgerald, porque está ambientada en los años ’30, porque habla de la época dorada de Hollywood, porque cuenta con las vestuaristas y maquilladoras de Mad Men (otra de mis series favoritas) y porque tiene en su reparto a actores hermosos y que me encantan como ellos dos.
Situada entre la Gran Depresión y la II Guerra Mundial, la serie cuenta la historia de Monroe Stahr, un productor de cine que busca enseñar el legado que dejó su fallecida esposa a través de una película que la conmemore, lo que le lleva a incontables batallas con el dueño del estudio, Pat Brady, y bueno, algunos triángulos amorosos y esas cosas que nos encantan.
Si bien, la serie no ha tenido las mejores críticas, a mí me encantó la forma en que está presentada, que cuenta con una escenografía preciosa, un vestuario perfecto, una imagen maravillosa y los ojos impresionantes de Matt Bomer. Finalmente, es el hecho de que es una serie que transmite una nostalgia por la época dorada del cine, y que te traslada a otra realidad, que, en mi caso es lo que busco en una serie.
Hoy día hay un número incontable de series, HBO, Amazon, FOX, Netflix y otras plataformas están constantemente sacando nuevas ideas, pero creo que la mayoría de ellas son muy superficiales, y reflejan un poco el tiempo que vivimos, gente fría donde todo es rápido e insustancial. Series y personajes que entretienen, pero no trascienden, y que las mismas cadenas ni siquiera permiten encariñarte o identificarte, y cuando pasa, como en Sense8, la cancelan.
Pero, The Last Tycoon si nos entrega la nostalgia de lo clásico, de lo aspiracional, y que se ve demostrado en la misma serie, a través de la realidad que se veía en los estudios vs. la realidad a nivel país. Así que están todos más que invitados a verla a través de la plataforma de Amazon Prime. Les dejo el trailer


You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply